TRANCAS, otro paraiso, ciudad al norte de la PROVINCIA DE TUCUMÁN

Junto al Intendente de Trancas, Roberto Moreno

 

CONOCE LOS ATRACTIVOS QUE OFRECE TRANCAS, ciudad hermosa que esta al norte de la PROVINCIA DE TUCUMÁN.
 
Algunas de las ofertas turísticas para los visitantes; Balnearios, cabalgatas, paseos históricos y fiestas regionales, los interesados en recorrer la ciudad, podrán visitar las fábricas de quesos; comer en las posadas y restaurantes locales; recorrer la plaza San Martín, donde los fines de semana se realizan espectáculos de títeres, teatro, cine móvil o visitar la feria de artesanos, matear con tortillas y bollos tucumanos.
 
El municipio de Trancas se encuentra al norte de la provincia de Tucumán, en un gran valle entre altas cumbres y serranías, y cubierto de bosque chaqueño serrano y selva de yunga. Este departamento esconde una serie de bellezas naturales que son desconocidas por gran parte de los co provincianos. También fue un punto estratégico para la defensa del norte y fue testigo de importantes eventos durante las luchas por la Independencia.
 
A 75 kilómetros de nuestra capital, el balneario El Boyero, recibe a turistas y vecinos de Trancas para disfrutar los días de calor. El predio fue habilitado con todas las comodidades para que los visitantes puedan sentirse como en casa, pero a metros del Río Salí que, con sus aguas calmas, se convierte en el sitio ideal para refrescarse en contacto con la naturaleza. Los fines de semana se pueden realizar Tirolesa en un circuito de más 40 metros de largo.
 
De estilo colonial, con techos de tejas, el templo es el único edificio que queda en pie del antiguo pueblo de Trancas. Fue construido alrededor de 1700 por los jesuitas, 1ª Iglesia Parroquial de la Villa de Trancas. Era paso para los viajeros a Salta. Fue escenario de las Guerras por la Independencia y de las guerras civiles. Allí también, fue bautizada la escultora tucumana Lola Mora.
 
Turismo histórico Trancas fue escenario de algunos de los hechos más resonantes del proceso de independencia. El turista conocerá un pueblo que fue centro estratégico para la defensa del Norte, que era amenazado por el ejército Realista. En un principio, la población se instaló en lo que hoy se conoce como Villa Vieja de Trancas pero en 1900, con la llegada del ferrocarril, debieron moverse a su actual emplazamiento donde se establecieron definitivamente.
 
En la Iglesia Histórica de la Villa Vieja descansan los restos del general Bernabé Aráoz, primer gobernador de Tucumán y héroe de la emancipación nacional. Dos imágenes en sus cureñas de procesión reciben al visitante. La más antigua es la de San Francisco Solano, entronizada en una fiesta de 1894. La otra es una antigua de El Nazareno.
 
POZO DEL PESCADO SAN FRANCISCO SOLANO
El manantial milagroso “Pozo del Pescado”, se encuentra a 3 km de la ciudad de Trancas, su historia narra que de este lugar broto agua cuando San Francisco Solano hundió su bastón en el suelo hace casi 400 años.
 
“Dicen que el agua está bendita. Haga la prueba: llene una botella de plástico y téngala diez años o más. Cuando la abra, va a ver que el agua no se pudre, está tan limpia como cuando la sacó”.
 
La tradición cuenta que san Francisco Solano Intercede en tres pedidos que le hagan a las personas que lo visitan por primera vez. Una cuerda que pende desde el campanario de la pequeña capilla incita al recién llegado a jalar de ella y a seguir la vieja costumbre. A pocos metros, brota el manantial de agua bendita que desborda hacia una zona más baja y forma una extensa laguna que se pierde debajo de los árboles. En la superficie se multiplican manchones de verde intenso: es berro.
A sólo 78 kilómetros al norte de la capital, se esconde entre solitarios paisajes el único lugar de Tucumán con la impronta de un santo. Francisco Solano había venido de España para evangelizar a los indígenas de América en 1590.
 
La propiedad está cercada y asegurada con un portón de madera, aunque sin candado. Apenas se ingresa a la finca, se sigue por un largo camino que desemboca en la capilla donde está la imagen del Santo.
 
Exvotos, chupetes, escarpines, cuadernos infantiles, viejas fotos y hasta una larga melena son testimonios de los favores concedidos. Un hábito franciscano de niño, ya polvoriento, pende de un gancho. A la izquierda, hay unas escalinatas de piedras que conducen al célebre pozo. Este es rectangular, de unos 2,5 metros por 1,5 metros, y su borde está a nivel del suelo. Por cuatro caños gruesos fluyen, en forma abundante y permanente, chorros de agua cristalina. Aunque hace frío, el líquido es casi tibio.
 
Un imperdible de la ciudad, es la Fiesta Provincial del Caballo, realizada cada año en el mes de octubre. El visitante podrá ver desfiles de tropillas, doma, elección del mejor gaucho y la mejor donosa, juegos de riendas, entre otros. Además, presenciar espectáculos de artistas folklóricos provinciales y nacionales. “Trancas tierra de oportunidades”
 
Recopilación escrita y defunción por: Luis Liendro

©COSAS DE MANDINGA Mitos y Leyendas del Noroeste Argentino (Imagen sujeta a modificación)
El Autor Luis Liendro; Esta obra se comenzó a escribir desde la ciudad de Trancas Provincia de Tucumán – Argentina

Agradecemos su interés en nuestros contenidos, sin embargo; todo el material contenido en este blog cuenta con derechos de propiedad intelectual, queda expresamente prohibido la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (incluyendo, pero no limitado a, contenido, texto, fotografías y logotipos) sin previa autorización por escrito del Autor Sr. LUIS LIENDRO. Si deseas hacer uso, de difusión de alguna parte o contenido de este blog, te invitamos a comunicarte con nosotros para cualquier duda, comentario o sugerencia y/o a apoyarnos sobre la campaña que realizamos, envíanos un correo a: luisliendro@gmail.com  Muchas gracias apreciamos su tiempo.
 
©COSAS DE MANDINGA2020
 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta